jueves, 5 de noviembre de 2009

GANCHILLO


Con este tapete se puede hacer un detalle como por ejemplo para un bautizo.
Se necesitaría a parte del tapete una cinta de raso para pasarla por algunos agujeros
de los extremos y poderlo cerrar. Se pueden poner dentro bombones, caramelos,
o como en este caso piedras de cristal envueltas con papel de celofan.

-Se pueden hacer por encargo-

Quedaría algo así:


8 comentarios:

Carolina Zepeda dijo...

¡Hola concha! agradezco tu visita a mi blog.
Te felicito por tus trabajos, son muy bonitos en especial este tapete que me encanto.


Saludos y cariños Carolina.

Concha Signes dijo...

Hola Carolina, gracias por tus felicitaciones y por seguir mi blog.
Besos
Concha

Carmen dijo...

Hola Concha, tienes un blog muy bonito e interesante. Hace tiempo me gustaba hacer punto de cruz, pero ahora entre el trabajo y mis otras aficiones no me queda tiempo para más, pero siempre me gusta admirar estos trabajos de labores y los tuyos son preciosos.

Gracias por añadir un enlace a mi espacio.
Un abrazo

Concha Signes dijo...

Hola Carmen, gracias por pasarte por mi blog y me alegra que te haya parecido interesante, como has podido ver son bastantes mis aficiones he intento compaginarlas lo mejor que puedo.Es verdad que la vida un tanto ajetreada que llevamos nos quita tiempo para hacer montones de cosas que nos gustaría poder realizar,pero el día no tiene más horas.
No me tienes que dar las gracias por el enlace, ha sido un verdadero placer, me gusta mucho lo que haces.
Un abrazo
Concha

Lore dijo...

hola amiga!
que cositas lindas
me encantan tus trabajos
preciosos!!!!!!
el blanco es mi preferido en estos trabajos
estan hermosos
cariños

Concha Signes dijo...

Perdona Lore mi tardanza en responder a tu comentario , pero hasta hoy no lo había leído. Gracias por visitar mi blog y comentar mis trabajos.
Besos
Concha

Lúcia dijo...

Que excelente idea! Perfeito!
besos

Concha Signes dijo...

Me alegra Lúcia te guste la idea, yo lo hice para la comunión de mi hija, como detalle, el tapete lo rellené de peladillas, algo muy de nuestra zona.
Un abrazo
Concha