jueves, 30 de abril de 2020

IDEAS


Quien me iba decir a mí que retazos de aquellas sabanas que bordaba de joven iban a acabar siendo mascarillas, además de las de algodón, algodón. Mi abuela paterna siempre quería que fueran de la mejor calidad por eso me compraba en fino para encimera  la manola verde y la manola dorada y para las bajeras  del buitre (la tela que estoy utilizando en doble) que era más  gruesa y aguantaba mejor el tirón, todas ellas de la “Viuda de Tolrrá”. Me he llevado una grata sorpresa al investigar si existía y si existe aún.
Me entristece retomar el apartado de costura con este tema pero es la realidad y pienso que por mucho tiempo tendremos que llevarlas para salir (cuando lo podamos hacer), ojala que me equivoque.
Cuidaros mucho. Un fuerte abrazo.

No hay comentarios: